Bibliosmia

 

En el blog Interesting Literature, en 2014, decidieron acuñar la palabra Bibliosmia para definir el olor a un bueno libro. Ese sentimiento que te aporta el olor de un libro  que es especial para ti, generalmente usado. Viene de las palabras griegas para libro y olor. Y dónde además, este olor, se convierte en una parte importante de la lectura, que por ejemplo un ereader no puede ofrecer.

En otros post de este blog ya hemos visto “trampas” para que tu casa pueda oler a libro, como pueden ser esta vela, o estos aerosoles, y que pueden ser un sustituto para aquellos que quieren leer en electrónico, pero echan de menos el olor a libro nuevo o usado.