Lejos de África – Reto de Lectura 2019

Nuestra querida lectora Magdalena Ramírez nos ha enviado la reseña con la que ha cumplido el reto de lectura de diciembre: leer una “novela escrita por una mujer bajo un pseudónimo masculino”. ¡Muchas gracias!, agradecemos mucho tu colaboración a lo largo de todo el año, y te esperamos en el reto de lectura 2020.

Lejos de África, Isak Dinesen ( seudónimo de Karen Blixen ), Ediciones Alfaguara

Karen Blixen, aristócrata danesa, es la protagonista de este libro que narra en primera persona  los 17 años que vivió en África . Estudió literatura y arte. Se casa con su primo el barón Bror Blixen y trasladan su residencia a las colonias inglesas en África (Kenia) para dedicarse al cultivo y explotación de una plantación de café y una granja.

Mujer de un carácter fuerte, muy inteligente y de modales muy refinados, supo adaptarse a todas las dificultades  que se le fueron presentando, incluido el divorcio de su marido  y la enfermedad venérea que le contagió y arrastró durante toda su vida. Poco a poco aprendió a amar  al país que la acogió, sus costumbres, sus gentes con sus tribus, el clima, la vegetación y animales grandiosos.

Primero ayudó curando enfermos, llegando a tener un consultorio en su casa y comprendió que la manera de comunicarse  con ellos, que no sabían leer, eran sus relatos orales, a veces verídicos y otras inventados.

Llegó a hacerse famosa por sus reuniones con cenas exquisitas, charlas literarias, sobremesas largas con sus vinos en su cristalería traída de Dinamarca.
Su buen gusto para recibir hizo que hasta el Principe de Galés fuera a una de sus cenas.

Pasó por grandes quiebras económicas debido a las inclemencias del tiempo con lluvias torrenciales que se llevaban las cosechas, un gran incendio que devastó las naves donde secaban el café, etc. Se pudo sobreponer en muchas ocasiones a pesar de su debilitamiento físico.

Conoció al gran amor de su vida, el guía de safaris Deny Finch, hombre muy culto, amante de la música y de los libros. Pero también hombre muy libre. Vivió en la granja con ella, a la que volvía tras sus viajes en avioneta. Le hizo conocer África desde el cielo con sus bellezas infinitas. Ella le preparaba durante sus ausencias cuentos y narraciones que él le pedía que le contara .

Él le enseño latín y a leer la Biblia  ya que era un gran conocedor de las  Escrituras y siempre llevaba con él. También le regaló un gramófono que hacía que se escuchara música por toda la granja.

Deny fallece trágicamente en accidente de avioneta  y deja desolada a la Baronesa, lo que unido a su quiebra económica  la lleva a tener que abandonar a su amada África.

Es difícil después de haber visto tantas veces la película desvincularla para poder leer el libro con una mente libre. Lo primero que me ha gustado es que hasta  bien mediado el libro no habla de su relación amorosa y sí detalla minuciosamente los paisajes, las personas de su casa, sus criados, sus amigos y su transformación como persona.

Claro que ayuda poner caras a los personajes, imaginar los paisajes y casi oír la música.

Me ha gustado leer un libro amable.

Magdalena Ramírez Flores