Ready player one

Ready player one, Ernest Cline, Ediciones B, 2017.

La historia de este libro, un híbrido entre la ciencia ficción y la distopía, se sitúa en 2044, en un futuro en el que hemos agotado nuestro recursos, hasta el punto que muchas personas viven en caravanas y apenas llegan a final de mes. El protagonista, Wade Watts, asiste a la escuela en OASIS como muchos de sus compañeros.

OASIS, un mundo en línea creado por James Halliday, que contiene miles de mundos diferentes, por lo que no necesitas ir físicamente a clase, si no que puedes asistir virtualmente.

Cuando Halliday, el creador de OASIS fallece deja un testamento dónde dice que si alguien es capaz de resolver el acertijo que he escondido en OASIS, esa persona recibirá toda su riqueza y poder, un total de $250 mil millones. Aquí comienza la trama y la historia del protagonista, Wade, que lleva cinco años, como otros tanto jugadores, dedicado a la búsqueda de este tesoro.

Para encontrar el premio final, tienen que ir navegando de un multiverso a otro, mientras van descifrando las pistas, que todas versan entorno a la década de los 80 y 90, la gran obsesión de Halliday, además de los videojuegos, y dónde se encontrarán muchas referencias y tributos a películas, música y videojuegos de esa época.

El autor juega muy bien con la nostalgia a un tiempo pasado mezclado con un tiempo futuro, te atrapa desde el minuto uno,  te entretiene y divierte, incluso si no eres un fan de los videojuegos.

Inmaculada Pérez