Los beneficios de la lectura. Juan Luis Lorda

Juan Luis Lorda Iñarra profesor de Teología Dogmática y Antropología Teológica en la Universidad de Navarra publicó el 24/9/15 en Troa un artículo sobre los beneficios de la lectura, aquí dejamos un pequeño extracto del artículo que se puede leer completo en el siguiente enlace.

Desde hace años conservo una mala fotocopia de una magnífica fotografía de National Geographic. En ella aparecen las recias estanterías de madera de un monasterio tibetano sobre las que descansan unos curiosos paquetes que son escrituras budistas con fundas de tela para preservarlas del polvo. Los estantes no llegan hasta el suelo sino que comienzan a una distancia aproximada de un metro. La foto a doble página lleva este simpático comentario: “Con la esperanza de absorber la sabiduría de las escrituras budistas, sin leerlas, los peregrinos siguen la tradición de gatear bajo el montón de textos sagrados en el monasterio de Pelkor Chode en Gyangzé”. Y, efectivamente, entre los pilares de la estantería y en penumbra, se ve una hilera de personas que pasa agachada bajo los estantes, con los ojos muy abiertos como es propio de quien participa en una experiencia excitante.

La idea de “absorber la sabiduría de los textos sin leerlos” me pareció fascinante y me recordó al gran escritor argentino Jorge Luis Borges, tan amante de lecturas y de libros, y de sacar partido a imágenes y situaciones inverosímiles. Hubiera disfrutado mucho con la escena.

Hay actividades mucho más fáciles que leer. Y muchas otras pueden parecer, de entrada, más placenteras o atractivas; y, desde luego, menos esforzadas. La lectura tiene muchos competidores para los no iniciados y, en nuestros días, más por el aumento avasallador de las conexiones informáticas, que ha multiplicado los contactos, los juegos y las imágenes en circulación; beneficio cultural que también tiene sus costos. Leer es una actividad personal y solitaria que se ha vuelto un poco más difícil y un poco más solitaria. Los que caminaban bajos los libros tenían algo de razón. La sabiduría no se logra solo con la lectura, porque es necesaria mucha experiencia y meditación personal; y la vida no es solo leer. Pero hay un provecho importante que sólo se puede lograr leyendo.

(…)

Los beneficios de la lectura

La lectura aporta por lo menos cinco enormes beneficios intelectuales, que merece la pena detallar.

1. En primer lugar, aumenta la capacidad de pensar y razonar, porque aumenta el vocabulario y las imágenes y ejemplos que puede manejar la inteligencia. (…)

2. Además, la lectura da acceso a la información escrita, que es la más profunda y detallada, en la prensa, en las revistas o en Internet (que generalmente no es lo más profundo, a no ser que se sepa dónde buscar). (…)

3. Aumenta la experiencia de la vida, con la experiencia de otros. (…)

4. Nos facilita el contacto personal con lo que más saben y con lo que mejor han pensado. (…)

5. Acompaña en la vida y proporciona evasión y disfrute. (…)