Flores para Algernon

Flores para Algernon, Daniel Keyes, S.M., 1997.

Charles Gordon es un hombre entrado en la treintena con un bajo cociente intelectual. En forma de diario nos cuenta cómo es su vida: su trabajo, familia, amigos, dificultades. Acude a clases para personas con problemas cognitivos mostrando un gran interés por aprender. Un día, le ofrecen la posibilidad de practicarle una cirugía para aumentar su inteligencia. Previamente ya han realizado esta operación a un ratón de laboratorio llamado Algernon. La familia accede y la operación da los resultados esperados: el coeficiente intelectual de Charles se multiplica.

A través de su narración, comprobamos cómo la ortografía, la expresión, el estilo de su escritura, mejoran. Asistimos a los cambios que se producen en su vida, y aunque creáis que ya he contado toda la novela me guardo lo mejor, la conclusión de la historia. Los que la hemos leído ya la conocemos, a los que no, os anticipo que la historia no os dejará indiferente y que su poso os tendrá rumiando durante un tiempo. La novela está clasificada como ciencia-ficción, para mí es una historia sobre la dimensión espiritual de las personas, su humanidad y el reduccionismo vigente hoy en día que encasilla a los seres humanos como «nada más que».

Excelente obra para reflexionar, sobrecogedora, un clásico publicado por vez primera en 1959 en una revista, y que posteriormente el autor desarrolló hasta convertirla en una novela publicada en 1966. El relato original recibió en 1960 el entonces llamado premio Hugo a la mejor obra de ficción corta, mientras que la posterior novela ganó el premio Nébula en 1966.

Inmaculada Setuáin Mendía