Firmin: aventuras de una alimaña urbana

firmin-sam-savage-188x300Firmin: aventuras de una alimaña urbana, Sam Savage, Seix Barral, 2007

“Nacido en el sótano de una librería en el Boston de los años 60, Firmin aprende a leer devorando las páginas de un libro. Pero una rata culta es una rata solitaria. Marginada por su familia, busca la amistad de su héroe, el librero, y de un escritor fracasado. A medida que Firmin perfecciona un hambre insaciable por los libros, su emoción y sus miedos se vuelven humanos.”

Este libro me ha ido conquistando a medida que lo iba leyendo, la historia de Firmin, contada por él mismo, va mezclando realidad con fantasía.

Con Firmin vamos descubriendo la conciencia de su propia psique, de manera a veces humorística, cómo va observando el mundo de la librería y su aventura por los edificios cercanos, la exploración de su entorno. Firmin sólo puede compartir su pasión por los libros con el lector, pues su familia le margina, así que Firmin es condenado a una vida de soledad, filosofar, fantasear, discutir, contemplar, sólo para él mismo.

Es conmovedor su incapacidad para conversar con los seres humanos, un enorme obstáculo para él, además su falsa creencia de que tiene una conexión con otros seres es desgarrador, durante toda la novela Firmin nunca deja de intentarlo.

Toda la historia es contada desde la perspectiva de una rata, pero no dejes que eso te impida disfrutar de una grata lectura, sobre todos para aquellos a los que les guste leer.

Inmaculada Pérez