21 de marzo, Día Mundial de la Poesía

Fuente: Acción Poética
Fuente: Actualidad literatura

Mensaje de la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, con ocasión del Día Mundial de la Poesía
21 de marzo de 2016

Shakespeare, de cuya muerte se cumplen ahora 400 años, escribió en El sueño de una noche de verano que la imaginación del poeta «va dando cuerpo a objetos desconocidos, su pluma los convierte en formas y da a la nada impalpable un nombre y un espacio de existencia».

Al rendir homenaje a aquellas y aquellos para quienes la palabra libre, fuente de imaginación y de actuación, es el único instrumento, la UNESCO reconoce el valor de la poesía como símbolo de la creatividad de la mente humana. Al dar forma y palabras a lo que todavía no tiene ni una cosa ni la otra (la belleza inexplicable que nos rodea, los enormes sufrimientos y la miseria del mundo), la poesía contribuye a la expansión de nuestra humanidad común, y ayuda a hacerla más fuerte, más solidaria y más consciente de ella misma.

Las voces que transmiten la poesía contribuyen a realzar la diversidad lingüística y la libertad de expresión. Colaboran en el esfuerzo mundial en favor de la educación artística y la difusión de la cultura. A veces, la primera palabra de un poema es suficiente para recuperar la confianza ante la adversidad y encontrar el camino de la esperanza frente a la barbarie. En la época de la robotización la inmediatez extrema, la poesía también abreun espacio de libertad y aventura inherente a la dignidad humana. Cada cultura tiene su arte poético, ya sea el arirang coreano, la pirekua mexicana, el hudhud de los Ifugao, el alardah saudí, el görogly turkmeno o el aitys kirguís, y se sirve de él para transmitir conocimientos, valores socioculturales y una memoria colectiva que fortalecen el respeto mutuo, la cohesión social y la búsqueda de la paz.

En este día quiero rendir homenaje a los profesionales, comediantes, narradores y desconocidos que están comprometidos con la poesía y a través de ella, mediante recitales realizados en la sombra y a la luz de los proyectores, en los jardines y en las calles. Hago un llamamiento a todos los Estados Miembros para que apoyen este esfuerzo poético que tiene la capacidad de unirnos, con independencia del origen o las creencias, a través de lo más profundo que tiene la humanidad.

Fragmento de la obra: El sueño de una noche de verano, de William Shakespeare.

HIPÓLITA

La historia de estos amantes, Teseo, es asombrosa.

TESEO

Más asombrosa que cierta. Yo nunca he creído

en historias de hadas ni en cuentos quiméricos.

Amantes y locos tienen mente tan febril

y fantasía tan creadora que conciben

mucho más de lo que entiende la razón.

El lunático, el amante y el poeta

están hechos por entero de imaginación.

El loco ve más diablos de los que llenan

el infierno. El amante, igual de alienado,

ve la belleza de Helena en la cara de una zíngara.

El ojo del poeta, en divino frenesí,

mira del cielo a la tierra, de la tierra al cielo

y, mientras su imaginación va dando cuerpo

a objetos desconocidos, su pluma

los convierte en formas y da a la nada impalpable

un nombre y un espacio de existencia.

La viva imaginación actúa de tal suerte

que, si llega a concebir alguna dicha,   cree en un inspirador para esa dicha;

o, de noche, si imagina algo espantoso,

es fácil que tome arbusto por oso.

HIPÓLITA

Mas los sucesos de la noche así contados

y sus almas a la vez transfiguradas

atestiguan algo más que fantasías

y componen un todo consistente,

por extraño y asombroso que parezca.