“Los libros me han iluminado, me han abierto caminos, me han permitido hacer amigos”

dani_walden

.

Daniel Rosino Idiazábal (Pamplona, 1976) es licenciado en Historia por la Universidad de Navarra.

Es dueño de la librería Walden.

**********************************************************************

  • ¿Recuerdas las lecturas de tu infancia?

Claro, supongo que son cosas que siempre se recuerdan. Recuerdo la colección Barco de Vapor, Las aventuras de los Cinco y de Los Siete Secretos de Enid Blyton, Los tres investigadores, los tebeos de Mortadelo y Filemón o los de Astérix y Obélix o la colección Nuevo Auriga con títulos clásicos.

  • ¿Los libros te han ayudado en algún momento de tu vida?

Probablemente los libros me han iluminado en algún momento, me han abierto caminos que luego he transitado y que sin esa lectura previa quizá hubiesen cambiado algunas cosas, algunos destinos; me han permitido hacer algunos amigos y eso es una de las muchas cosas por las que estoy en deuda con ellos, por ejemplo.

  • ¿Cómo surgió la idea de abrir tu librería?

Fue una especie de fogonazo entre las brumas y las dudas propias de la juventud, justo cuando acabé la universidad. No tenía ninguna intención de buscar un trabajo serio ni fijo al terminar los estudios y me di el tiempo necesario para madurar y para que las ideas que bullían en mi cabeza cogiesen cuerpo por sí mismas. Pensé que me gustaba leer y que podía utilizar el local donde mis padres tenían una tienda (un pequeño comercio textil en el centro) después de su jubilación para abrir una librería que me permitiese ser independiente y ganarme la vida con algo que tuviese sentido. Luego me dediqué a leer por mi cuenta, aprendí el oficio trabajando en Librería Gómez durante siete años y esperé pacientemente a que mis padres se jubilasen.

  • ¿Por qué elegiste el nombre de Walden?

Walden es el título de un libro de D.H. Thoreau, un escritor norteamericano del siglo XIX, donde él mismo narra su vida a orillas de la laguna de Walden, muy cerca de Boston. Evidentemente es un libro que me encantó, que encajó muy bien con la forma de ver las cosas que yo tenía por entonces: una búsqueda permanente de la Libertad, un desprecio de las convenciones y del materialismo, un amor por la vida sencilla y una veneración por la naturaleza. Esa verdad que desprende la obra de Thoreau (toda su obra en conjunto, no sólo Walden) ya está troquelada en mi corazón para siempre.

  • ¿Cómo ves el mundo de las librerías?

El mundo de las librerías es incierto como lo es todo lo relacionado con la cultura en general. Me da la sensación ahora mismo que a nivel nacional se están abriendo bastantes pequeñas librerías que no necesitan de una inversión tan grande y que son más fáciles de gestionar que otras de tamaño intermedio. Sin entrar en demasiados detalles, la mayor amenaza para las librerías está en la desidia de las instituciones, por un lado, y en Amazon por el otro (aunque Amazon amenaza todo lo que se interponga en su camino, no sólo librerías) que compite de manera desleal (precios, envíos, sueldos, impuestos…) y que podría deteriorar gravemente el tejido del pequeño comercio con lo que eso supondría para las propias ciudades, los servicios, etc.

  • En tu trabajo ¿haces sugerencias lectoras o los clientes ya van con las ideas claras?

Yo procuro molestar lo menos posible y los clientes poco a poco van interpretando la organización interna de la librería y van manejándose solos, pero es verdad que a veces hay muchos libros y algunos necesitan un “empujoncito”. Entonces suelo pedir alguna pista sobre las lecturas del interesado y partiendo de eso suelo enseñar tres o cuatro títulos para que el cliente escoja.

  • ¿Qué tipología de clientela predomina en la librería? ¿Llevas a cabo alguna iniciativa para atraer a otro tipo de público?

Pues todo tipo de clientes, de diferentes edades y gustos. Supongo que el modesto servicio de café que ofrezco puede invitar a entrar a gente que a lo mejor no frecuenta librerías pero buscan un momento de pausa y aquí pueden estar tranquilos.

  • ¿Desarrollas alguna actividad para el fomento de la lectura?

He organizado varias presentaciones de libros o lecturas poéticas y quiero hacer alguna tertulia abierta en torno a títulos concretos.

  • ¿Libro impreso o ebook?

Impreso por supuesto. Desde que leí 1984 de Orwell con veinte años desconfío absolutamente de las pantallas.

  • ¿Con qué autor/a te gustaría compartir una buena conversación literaria mientras disfrutáis de un rico café?

Me gustaría escuchar a Salvador Pániker, gran memorialista y ensayista, uno de los mejores editores de los últimos 40 años entre varios oficios y un hombre culto y divertido. Tiene que tener muchas cosas que contar…

  • Se acerca un tiempo de regalos navideños y regalar un libro es siempre una buena opción. Si un cliente despistado te pidiera consejo, ¿qué libros le recomendarías?

Por ejemplo Galveston, una novela negra muy violenta y muy bella, de Nic Pizzolatto (editado por Salamandra) o el último libro de Javier Cercas, El impostor (editado por Random House), un narrador muy ágil y que interpela directamente al lector.

Gracias Dani por abrirnos las puertas de tu librería y de tu saber lector.