«La poesía la leo de forma continua, en pequeñas dosis, saboreando»

maiteplMaite Pérez Larumbe es Licenciada en Geografía e Historia por la Universidad de Navarra (1985). Es escritora, redactora y formadora. Ha escrito los poemarios Precariedad y persistencia, Consideraciones del torturador, Mi nombre verdadero y El nombre que me diste.

  • ¿Recuerdas las lecturas de tu infancia?

Sí claro, algunos clásicos compartidos como La isla del Tesoro, Los tres mosqueteros, La flecha negra, Ivanhoe, Corazón, la inevitable literatura para chicas, como Genoveva de Brabante o Mujercitas, María, Jane Eyre, Cumbres borrascosas, muchos tebeos,  Agatha Christie. Y a partir de los 12 todo lo que pillaba.

  • ¿Por qué tipo de lectura te sueles decantar en tus ratos libres?

Por regla general, novela. Sigo la pista de los autores que me gustan. Durante el curso ando más apurada, llevo varios clubes de lectura, lo que supone leer varios libros al mes, libros que tal vez no leería  de otra forma, así que estoy encantada. En el verano voy a mi aire. Reservo para entonces la novela negra y algún ensayo, cuestiones de género fundamentalmente. La poesía la leo de forma continua, en pequeñas dosis, saboreando.

  • ¿Cómo animarías a un no lector a acercarse a la lectura? ¿Y a la poesía?

Desconfío de la eficacia de este tipo de gestos y no sabría bien cómo hacerlo. Supongo que solo lo que se percibe como placentero es contagioso, aunque tampoco este es un argumento muy agudo. Por mi parte, no dudo que mucha gente disfruta con el deporte pero a mí no me despiertan ningún deseo de emulación.

  • Imagina que una persona a la que la lectura de poesía se le hace dura acude a ti. Te pide que le recomiendes un poema. ¿Cuál sería?

Una terna para ponerlo más fácil: Itaca, de Kavafis, No volveré a ser joven, de Gil de Biedma, 11 de septiembre, de  Wisława Szymborska.

  • En tu libro Precariedad y persistencia, uno de tus poemas se titula Escribir un poema, donde, en clave lírica, das las pautas para componer poesía. ¿Podrías resumirnos brevemente qué elementos debe tener una composición para considerarse poesía?

Síntesis, intensidad expresiva, ritmo, depuración, contemporaneidad, pensamiento subyacente y, por supuesto, algo que decir de un modo que no se haya dicho, al menos en grado de tentativa.

  • En enero fallecieron los poetas Juan Gelman, José Emilio Pacheco, Fernando Ortiz y Félix Grande, además del escritor Manu Leguineche. ¿Qué le pasa al mundo cuando pierde a tantos escritores de golpe?

Nada. Queda su obra, que es lo que importa a estos efectos.

  • Dicen que la poesía historia el alma del hombre, que expresa su pensamiento ¿Qué considera que es más importante en la poesía?

Por destacar un rasgo que se olvida a menudo, que dé noticia de su tiempo, del momento que nos toca vivir a mujeres y hombres, que no reproduzca formas de comunicación caducas.

  • ¿Qué poeta o escritor consideras que te ha influenciado en tu obra?

Son multitud. No sabría elegir. Tengo una gran debilidad por Garcilaso y César Vallejo, pero es afecto y admiración más que filiación.

  • Si fueses a una isla desierta, ¿qué libro y escritor o escritora te llevarías para que te hiciesen compañía?

Creo que no me llevaría ningún escritor ni escritora a menos que estuviesen perfectamente entrenados para la supervivencia. En cuanto al libro, posiblemente poesía. Paul Celan.

  • ¿Te atreverías a escribirnos un par de versos sobre la lectura… o la poesía?

Difícil tarea. Hago trampa y cito La alegría de escribir, de Szymborska:

¿A dónde corre, a través del bosque escrito, esta cierva escrita?
¿A beber del agua escrita
que copiará su hocico como papel carbón?

Agradecemos a Maite su participación en este mes dedicado a la poesía