Biblioteca. Dímelo en pocas palabras

Ganador del concurso “Dímelo en pocas palabras…”, convocado con motivo del XV Aniversario de la Biblioteca de Castilla-La Mancha. Ideas y sentimientos sobre la Biblioteca.

Surcar los mares del sur buscando la isla del tesoro. Escalar, durante la borrasca, las cumbres de la montaña mágica y descender bajo el volcán. Escribir veinte canciones desesperadas y un poema de amor. Soportar la insoportable levedad del ser y el peso de la paja. Festejar al chivo visitando la casa verde. Descubrir la estrategia del agua junto al alquimista impaciente. Aullar de dolor con el lobo en las heladas estepas. Viajar en el Orient Express junto a diez negritos. Navegar de la tierra a la luna en ochenta días. Esperar durante cien años al solitario coronel. Jugar a los anillos con el señor de los tronos. Soñar con la reina en el palacio de cerillas. Mediar entre el barón rampante y el caballero inexistente. Tener y no tener que decir adiós a las armas. Encontrar las uvas de la ira al este del edén. Rezar a los santos inocentes durante cinco horas con Mario. Ilustrar a una fregona con el ingenio de un hidalgo de la Mancha. Dormir el sueño eterno junto a la dama del lago. Asistir al proceso de metamorfosis de un insecto en un hombre. Sanar las heridas de Ana ocurridas durante la paz y la guerra. Tocar la piel del tambor de hojalata. Estudiar los papeles póstumos de la tienda de antigüedades. Escuchar los latidos del corazón en las profundidades de las tinieblas. Creer en Dios bajo la sombra de los cipreses. Sonreír dos veces durante el mes de Octubre. Arar los campos de Castilla cuando sopla el viento del pueblo. Formar a los soldados para la batalla de Salamina. Contemplar el paisaje después de la batalla. Emocionarse con la sombra del viento.
Surcar, escalar, escribir, soportar, festejar, descubrir, aullar, viajar, navegar, esperar, jugar, soñar, mediar, tener, encontrar, rezar, ilustrar, dormir, asistir, sanar, tocar, estudiar, escuchar, creer, sonreír, arar, formar, contemplar, emocionarse…, todo ello gracias a la Biblioteca.”

Autor: Miguel Muñoz