La casa de Asterión ; Un sueño ; El laberinto ; La metamorfosis

nordicaLa casa de Asterión ; Un sueño ; El laberinto ; La metamorfosis, Jorge Luis Borges, Franz Kafka, Nórdica Libros, 2010.

Borges fue un gran admirador de Kafka. Tradujo y prologó la primera edición argentina de “La metamorfosis” (Losada, 1938). Pasado un tiempo, una mañana le pidió a María Kodama que escribiera un poema que iba a dictarle. Se titulaba “Ein traum” («Un sueño»). El poema quedó tal cual, sin correcciones. Cuando Kodama le preguntó si no lo corregía porque lo consideraba perfecto, Borges le respondió que Kafka se lo había dictado en sueños y que solo el autor checo podía retocarlo.

Ahora estos dos escritores se reúnen en este volumen que contiene “La metamorfosis”, y los relatos de Borges «La casa de Asterión», «Un sueño» y «El laberinto».

La metamorfosis” narra la historia de Gregorio Samsa, un comerciante que vive con su familia a la que mantiene con su sueldo. Un día amanece convertido en un insecto, lo que hará que a partir de entonces viva aislado debido a su horrendo aspecto, como el protagonista de “La casa de Asterión”. Lectura imprescindible llena de simbolismo, siempre vigente.

Borges fue un ávido lector y un entusiasta del mundo clásico. Por eso, no es de extrañar que en sus escritos aparecieran temas de la Antigüedad clásica. En “La casa de Asterión” reproduce el mito del Minotauro en la figura del protagonista, un ser temido por la gente, encerrado en un laberinto, solitario, ególatra, a la espera de la muerte.

«Un sueño» es un relato circular.

«El laberinto» es un cuento ascendente.

En esta edición de 999 ejemplares, el mundo literario de estos dos escritores se conecta de manera caleidoscópica. ¿Cómo? Gracias al letrismo, movimiento artístico creado por el poeta rumano Isidore Isou en la década de los 40 del siglo XX, que considera a las letras valiosas por sí mismas. Las palabras tienen una doble vertiente: la semántica y la artística.

El troquelado en la literatura para adultos no es muy común, lo que da un valor especial a los títulos de este volumen. Hay que destacar la labor de Nórdica libros en su colección Ilustrados, por aunar los textos clásicos y artistas como Max, Noemí Villamuza, Elena Odriozola, Sara Morante…

Inmaculada Setuáin Mendía