Narrativa deportiva

Nadie puede negar que está siendo un verano muy deportivo. Terminó la liga y ya nos vimos inmersos en la Eurocopa de fútbol. Luego vino el Tour de Francia. Acabamos de clausurar los Juegos Olímpicos y pronto darán comienzo los Juegos Paralímpicos. Después, otra vez la liga, los partidos de la ÑBA, etc.

El mundo de la ficción escrita también tiene un puñado de buenas novelas cuya temática incluye el deporte. Ya seáis deportistas de pista o de sofá, aquí os dejo unas recomendaciones que espero sean de vuestro interés. Como siempre que presentamos una selección, decir que son todos los que están pero no están todos los que son.

Damos el pistoletazo de salida a este maratón lector.

Mi querida bicicleta : relatos de ciclismo de Holanda y España, Tim Krabbé … [et al.], Experimenta, 2009. Relatos ciclistas escritos por diez escritores, entre los que destacan Erik Brouwer, Bernardo Atxaga y Miguel Delibes.

Aquella edad inolvidable, de Ramiro Pinilla, Tusquets, 2012. Ascenso y descenso por una lesión de un jugador de fútbol. Sencilla y emotiva novela.

Historias del Calcio : una crónica de Italia a través del fútbol, de Enric González, RBA, 2007. Retrato de Italia a través del fútbol. En italiano, “calcio” significa patada.

La media distancia, de Alejandro Gándara, Alfaguara, 1990. La vida de un atleta de medio nivel que “había vivido como había corrido, por la fuerza de la costumbre”.

Rodney Stone, de Arthur Conan Doyle, Capitán Swing Libros, 2011. El libro trata sobre una de las aficiones más importantes de Conan Doyle desde su época colegial: el boxeo.

La defensa, de Vladimir Nabokov, Argos, 1978. La historia de un brillante jugador de ajedrez, obsesionado con el juego hasta extremos destructivos.

El Ciclista, de Tim Krabbé, Los libros del Lince, 2010. El propio escritor narra su participación en una carrera ciclista.

Correr, de Jean Echenoz, Anagrama, 2010. La novela recrea la figura de Emile Zátopek, uno de los atletas de fondo más importante de todos los tiempos.

Novela de ajedrez, de Stefan Zweig, El Acantilado, 2001. Obsesionadopor el ajedrez el ser humano es capaz de resistir las mayores barbaridades.

El periodista deportivo, de Richard Ford, Anagrama, 1990. Frank Bascombe fue un escritor de éxito. Ahora es un periodista especializado en deportes.

Plomo en los bolsillos, Ander Izagirre, Libros del K.O., 2012. El autor plasma su gusto por la bicicleta en este libro sobre ciclismo, un deporte de “plomo”.

De qué hablo, cuando hablo de correr, de Haruki Murakami, Tusquets, 2011.  El autor cuenta su experiencia como corredory escritor, sus dos grandes aficiones.

Seabiscuit : an American legend, de Laura Hillenbrand. Seabiscuit was a champion racehorse in the United States and a symbol of hope and joy during the Great Depression.

La torre herida por el rayo, de Fernando Arrabal, Destino, 1983. Historia de una partida que enfrenta a dos jugadores de ajedrez, antagónicos en su vida personal.

Inmaculada Setuáin Mendía