Tinta

Tinta, Fernando Trías de Bes, Seix Barral, 2011.

Esta novela tiene como protagonistas a la mujer del librero, el librero, el autor, el impresor, el corrector y el editor. Si añadimos la tinta, ¿sobre qué puede girar la trama? Fácil, ¿no?

Johann Walbach vive en Maguncia y es el dueño de una librería de préstamo llamada Tinta. Un día descubre que su mujer mensualmente se reune en un hotel con un misterioso personaje. A partir de ese día comienza a leer todos los libros de su librería para hallar el motivo de esa sinrazón que le angustia. No lo encuentra.

Inesperadamente entra en su librería un matemático que también busca la causa de su sinrazón. Juntos deciden que la solución a sus problemas está en escribir un libro muy especial, un libro capaz de dar el remedio a su sinrazón. Para realizar este empeño, necesitan la ayuda de tres personas: un impresor que debe crear una tinta que se borre conforme se lee el texto, un corrector de estilo que debe retocar un texto que solo puede verse durante unos segundos y un editor que jamás ha leído un libro hasta el final.

El resultado es un bonito homenaje al libro en general y al libro hecho a la antigua usanza, con tipos móviles, tinta líquida e impresores en particular.

*