El encanto de los libros

No he podido resistirme a compartir con vosotros, amigos de Leyendo se entiende la gente, esta descripción de nuestro amigo poeta Guillermo Urbizu sobre un clásico que, a quienes lo hemos leído, nos sedujo del principio al fin. Hablamos del libro de Pedro Salinas El defensor:

Si hay un libro que todo buen enamorado de la literatura y de la lectura debiera leer al menos una vez al año o en peligro de grave trivialidad vital, ese libro es “El defensor”, de Pedro Salinas (Alianza). Hoy releo algunas de sus páginas aprovechando un poco de melancolía. En el capítulo segundo, que trata sobre la defensa de la lectura, uno se encuentra con un gran número de párrafos sobre los que reflexionar. Es evidente que leer mucho no significa leer bien, o ser más culto o moderno. La primera misión de la crítica literaria sería enseñar al lector a demorarse en los textos. No otra cosa es la filología: el análisis del alma, enamorarse con pasión de un buen libro y sacar consecuencias. Leo ahora en Salinas: “¿Será posible, en un mundo donde casi todo se hace de cualquier modo, aspirar a que las gentes hagan una cosa bien, leer? ¿Y para leer bien, leer menos libros?”.