«La lectura puede aportar alegría y paz»

Silvia Carlos es  Licenciada en Farmacia (Universidad de Navarra 1996-2001), Especialista en Microbiología y Parasitología Clínica, Profesora ayudante doctor del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública desde 2007 y profesora responsable de la asignatura Cooperación para el Desarrollo en el Área de la Salud. Actualmente trabajo en un proyecto de investigación con el Centro Hospitalario Monkole (Kinshasa, RD Congo).
Es madre de 2 hijos y a punto de dar a luz a su 3ªhija.

 

1ª Licenciada en Farmacia y muy lectora. ¿Su afición por la lectura le viene ya desde la infancia?¿Por qué lee?

La verdad es que sí que leo desde la infancia, desde los libros de Barco de Vapor, Los Cinco… ¡qué buenos recuerdos! Siempre me ha gustado leer, aunque ha habido temporadas en las que no he encontrado el momento y otras en las que, sin embargo, he podido disfrutar más de ratos libres para leer.

¿Por qué leo? nunca me lo había preguntado…supongo que empecé de pequeña, acompañando a mi hermana mayor por las noches mientras ella leía y cuando descubres que te gusta, ya coges la costumbre y es una afición con la que disfrutas y te relajas.

 

2ª ¿Cuál es su autor o autores favoritos?

No tengo un autor concreto en el que me centre, suelo seleccionar los libros más bien por el contenido que por el autor que los ha escrito. Sin embargo, podría decir que me han gustado bastantes libros de Dominique Lapierre y de Jose Luis Olaizola.


3ª Díganos algún libro que le ha dejado huella. ¿Qué libros ha leído últimamente?

La ciudad de la alegría, de Dominique Lapierre. Es un libro que consigue perfectamente trasladarte al entorno de la pobreza. A veces vendría bien volver a leerlo para recordar todo lo que podemos hacer por tantas personas.Otro libro que me encantó y con el que me emocioné mucho fue Mil soles espléndidos.

Algunos títulos de los últimos libros que he leído son: Cometas en el cielo (del mismo autor que Mil soles espléndidos), Cuando la luna sale, África danza, Un Mercedes para Macario, La puerta de la esperanza, Un burka por amor, Un día perfecto y Contra el viento.

 

4ª Trabaja en un proyecto con el Centro Hospitalario Monkole (Kinshasa, RDCongo). ¿Cree que la literatura ayuda a comprender otras culturas?

Claramente sí. De hecho, una de las cosas buenas de la lectura es que consigues ponerte en la piel de personas de otras culturas y vivir en cierto modo situaciones por las que nos podría tocar pasar.

 

5ª Como profesional de la Medicina Preventiva y de la Salud Pública ¿considera que la literatura puede favorecer la salud? ¿Ha conocido bibliotecas ambulantes para los pacientes en los centros de Salud Pública?

Sí. Por un lado, la lectura puede aportar alegría (incluso risas) y paz, que en definitiva pienso que contribuyen enormemente a la salud. Es verdad que es importante elegir el libro más adecuado para cada momento y para cada persona.

 

6ª ¿Conoce la sección PLC de la Biblioteca de Ciencias? ¿Qué opinión tiene de ella?

Sí. He tardado en enterarme de su existencia, pero desde que la descubrí he cogido varios libros y me parece que funciona fenomenal, además de lo cómodo que resulta tenerlo tan cerca del trabajo.

 

7ª ¿La lectura hace amigos? ¿Habla de sus lecturas con colegas, amigos etc.?

Más que hacer amigos es que es un tema que efectivamente se comparte con amigos, compañeros de trabajo, etc. Me encanta que me recomienden libros y siempre tener la motivación de tener un libro bueno “a la espera”.


8ª La literatura es compatible con la vida profesional y familiar?

A veces, no siempre. Por lo menos en mi caso, hay temporadas en las que sí se pueden compaginar bien y otras en las que no consigues tener ni un segundo…

 

9ª Como madre de familia ¿piensa que unos padres lectores favorecen el fomento de la lectura en los hijos?

Sí, como todo, los niños aprenden lo que ven, aunque es verdad que luego cada niño es distinto. Por ejemplo, mi marido y yo, leemos los dos pero no sabemos luego si a nuestros hijos les gustará o no la lectura. De momento a mi hijo Pablo de 4 años le encantan los libros y es bonito volver a la lectura infantil gracias a ellos.