Historia de un segundo

Historia de un segundo, Jordi Sierra i Fabra, SM, 2010.

Cuento. Cuento que esta historia es un cuento, un cuento de amor.

Cuento. Hacía mucho que no oía esa palabra. Cuántos cuentos habré manoseado, leído, visto y memorizado a lo largo de mi vida. Primero los cuentos infantiles troquelados, luego las series de Los tres investigadores, Los Hollyster, Puck, Los cinco, Enyd Blyton, más tarde la colección Gran Angular, los libros de Agatha Christie de la editorial Molino, las lecturas obligatorias y así hasta hoy, y sigo contando.

Esta historia está protagonizada por Eliseo, de 16 años y Elena, de 15. Eliseo es huérfano, analfabeto y trabaja sometido al doctor Quijano, una persona ruin. Elena es la hija única de un acaudalado matrimonio que acude al pueblo de Eliseo a tomar las aguas termales.

Una mañana se ven en el atrio de la iglesia y un minuto les basta para enamorarse. Como al pertenecer a mundos tan opuestos no pueden entablar conversación, Elena idea una manera de comunicarse que a su vez crea otra historia que tiene mucho que ver con la principal.

Elena tiene un libro titulado «Historia de un segundo» que es su favorito. Cada domingo deja debajo de una piedra una página del libro, con algunas sílabas subrayadas que juntas forman un mensaje. Como Eliseo no sabe leer, necesita la ayuda del maestro Florencio, que de esta manera se convierte en cómplice del amor furtivo de los protagonistas.

Para ver cómo se desenlaza la historia, tendréis que leerla.

Con este relato, el prolífico autor ganó el Premio Barco de Vapor 2010.

Como parece que hoy la cosa va de cuentos, la siguiente reseña también es de un cuento … un poco diferente.