“No me puedo imaginar mi vida sin leer”

Entrevistamos al Rector de la Universidad, D. Ángel Gómez Montoro. Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid (1984) y Diplomado en Derecho Constitucional y Ciencia Política por el Centro de Estudios Constitucionales (1985-87). Doctor en Derecho con premio extraordinario por la Universidad Autónoma de Madrid (1992). Ha impartido docencia en la Universidad Complutense (1987) y en la Universidad Autónoma de Madrid (de 1988 a 2001). En esta última obtuvo una plaza de Profesor Titular de Derecho Constitucional en 1992 y fue, asimismo, Vicedecano de Profesorado. De julio de 1994 a octubre de 1998 fue Letrado del Tribunal Constitucional. Se incorporó a la Universidad de Navarra en 2001 como catedrático. Es Rector de esta Universidad desde el año 2005.

Ángel Gómez Montoro

  • ¿Por qué lee usted?

Lo cierto es que nunca me lo he preguntado. Más bien, no me puedo imaginar mi vida sin leer. La lectura abre horizontes; permite enriquecerse con las ideas de otros, con sus modos de ver la vida y de expresar los sentimientos. Pero más allá de todo eso, proporciona irrepetibles momentos de placer. Quizás pocos los han descrito como Marcel Proust en su Sobre la lectura.

  • ¿Qué géneros literarios le gustan más?

Sin duda la novela. Pero me interesan también mucho las biografías, en particular las buenas autobiografías. Y, aunque le dedico menos tiempo del que quisiera, disfruto especialmente con la poesía.

  • ¿Cuál es su escritor favorito?

Es muy complicado elegir sólo un escritor. Me gustan los autores ingleses del XIX y, entre ellos, sin duda Oscar Wilde. Pero también, la literatura centroeuropea, como S. Zweig o Sandor Márai. Entre los norteamericanos, me quedo con Steinbeck. Y, en su estilo tan especial, Borges.

  • ¿Recuerda de manera especial algún libro de los que ha leído y por qué?

Recuerdo muchos. Algunos de los que tengo una impresión más viva, quizás también por las circunstancias en los que los leí, son El Gatopardo, El retrato de Dorian Gray, Retorno a Brideshead, Las uvas de la ira, o por supuesto El Quijote. Entre los libros que leí en mi adolescencia me hicieron especial impacto Platero y yo y El Señor de los Anillos; y, entre los más recientes, ha sido un descubrimiento En lugar seguro,  de Wallace Stegner.

  • ¿De dónde saca usted tiempo para leer?

Actualmente me resulta complicado dedicar largos ratos a la lectura pero mi experiencia es que cuando un libro te “engancha” terminas encontrando siempre tiempo. Por eso hay que tener siempre un libro interesante entre manos.

  • ¿ A qué personaje de qué libro le hubiera gustado parecerse?

No me lo he planteado nunca. Quizás, para mi actual trabajo de Rector, me vendrían bien el valor del Enrique V de Shakespeare, la magnanimidad de don Alonso Quijano y la constancia de Ulises.

  • ¿Cómo convencería a un no lector para que leyera?

Pienso que no hay otra manera que animándole a leer; también le aconsejaría que empezara por libros fáciles y atractivos.

  • ¿Cree que en nuestra Universidad se lee poco?

No tengo datos concretos. Pienso que entre profesorado, doctorandos y también entre el personal de administración y servicios se lee bastante. Y también hay algunos alumnos que son grandes lectores. El reto está, posiblemente, en fomentar la lectura entre el resto de los estudiantes.

  • ¿Le parece que las nuevas tecnologías acabarán con  el placer de leer?

Los expertos dicen que cambiarán efectivamente nuestras costumbres, pero a mí me resulta muy difícil imaginar que el libro pueda desaparecer y, en todo caso, sea cual sea el soporte, estoy convencido de que siempre habrá quien disfrute de ese placer.

*Nuestro agradecimiento al Rector por su ilusionada colaboración en nuestro blog  de fomento de la lectura.