Léxico familiar

Léxico familiar, Natalia Ginzburg, Lumen, 2007.

Natalia Ginzburg (de soltera, Levy)  escribe esta obra como legado autobiográfico que dejar a las generaciones venideras de lectores que deseen descubrir en la realidad cotidiana de una familia el tesoro del lenguaje humano y la memoria. Si el título resulta ya elocuente de por sí, esta obra trata de mostrar como en un tapiz los hilos que por medio de las palabras se tejen con tanta fuerza como la propia sangre: esas frases que quedan en la memoria, las expresiones que nacieron en determinadas circunstancias irreconocibles por extraños, los giros poéticos que sólo pueden captarse en la intimidad de un hogar, …

Cada personaje, pero sobre todo el padre y la madre, son artífices de las “voces” de este diccionario. El padre, un catedrático de medicina judío de renombrado prestigio, de carácter difícil y en apariencia rudo, y la madre, una dama italiana idealista de vocación y pragmática por obligación, dan lugar a escenas de gran colorido lírico. Los cinco hermanos, los amigos de la familia (en su mayoría de ideología antifascista) y, en fin, las condiciones de vida de la burguesía de la Italia de Mussolini y la II Guerra Mundial,  terminan de configurar las páginas de nuestro relato.

Un libro que ha de leerse para degustar -quizás- la nostalgia de la infancia, del pasado, como quien contempla un álbum de familia con orgullo.