El último hermano

El último hermano, Nathacha Appanah, Alfaguara, 2010.

Raj, el narrador, es un hombre mayor que a lo largo de todo el libro rememora su infancia en Isla Mauricio.

En 1945, con 9 años, vive en una plantación de azúcar en Mapou con sus padres y sus dos hermanos, hasta que un suceso inesperado les traslada a Beau Bassin, cerca de la prisión.

Su madre es una mujer dulce, cariñosa y abnegada. Su padre, por el contrario, es un ser violento y alcoholizado que trabaja en la cárcel. Allí, viven confinados mil quinientos judíos que huyeron de Europa y que no fueron aceptados en Palestina.

En una estancia en el hospital de la prisión, Raj conoce a David, un niño judío con un sorprendente pelo rubio. Ellos que no entienden de guerras, holocausto, exclusiones, nazismo, odios o venganzas, comienzan una amistad difícil de llevar ya que para el resto del mundo, son enemigos.

Libro donde la maldad, la bondad, la perseverancia, la guerra, la incomprensión, la violencia, la amabilidad, el amor, son reflejados por los ojos de un niño.

Novela que recuerda un hecho histórico poco o nada tratado en la literatura. En 1940, concretamente el 26 de diciembre, 1500 exiliados judíos europeos viajaban a bordo del Atlántic. Huían de la persecución nazi que les abocaba a los campos de concentración. Su deseo era llegar a Eretz en Palestina. Al viajar indocumentados, fueron considerados como inmigrantes ilegales. Las autoridades deportaron a los judíos a la isla de Mauricio, en aquel entonces colonia británica, para ser recluidos en la cárcel de Beau Bassin hasta agosto de 1945 en condiciones nefastas. De todos ellos, 127 murieron y actualmente están enterrados en el cementerio de Saint-Martin.

Nathacha Appanah nació en la isla Mauricio en 1973. Formada en los ámbitos del periodismo y la edición, se dio a conocer en el mundo de la literatura con la publicación de Les Rochers de Poudre d’or (Premio RFO 2003 y Premio Rosine Perrier 2004), a la que siguió Blue Bay Palace, galardonada con el Gran Premio de los océanos Índico y Pacífico 2005, y La Noce d’Anna, Premio Passion 2006 y Premio del Público del Salón del Libro 2006. (Premio Fnac de novela 2007) fue traducida con gran éxito a quince lenguas.